16 de noviembre de 2012

¿Se puede innovar sin necesidad de emigrar?

"Cuando más móvil se vuelve todo más importante resulta la localización". Michael Porter.

Muchas veces las personas innovadoras suelen estar más conectadas entre sí, vivan donde vivan, que con las personas de su propia ciudad.

Pero en la actual economía creativa, la verdadera fuente del crecimiento económico procede de la concentración y del aglutinamiento de personas productivas y con talento, nos decía Richard Florida en Las Ciudades Creativas.

Esto hasta ahora se conseguía viviendo cerca unos de otros. ¿La nueva era de la hipersociedad nos permitirá que podamos vivir en cualquier lugar sin renunciar a las ventajas que supone vivir en uno de los centros de innovación mundial?

Es una mala época para sacar a relucir este tema, ahora que es cuando un mayor porcentaje de nuestro talento está emigrando, pero creo que incluso en tiempos de bonanza, estar alejado de los centros de conocimiento y crecimiento es una carga demasiado pesada para la supervivencia de iniciativas innovadoras.

Según una ley básica de apego preferencial, citada también por Florida, las personas capaces y productivas atraen a más personas capaces y productivas. Dándole una vuelta de tuerca a esta afirmación cabría preguntarse si en un futuro ese "atraen" se seguirá refiriendo sólo al territorio, o si podemos empezar a hablar de otros ámbitos de atracción, no sólo geográficos. Y lo más importante, si esos ámbitos puedan ser capaces de generar crecimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada