19 de octubre de 2009

Todos los niños de primaria en Urugauay ya tienen su ordenador portátil

En Uruguay se comenzó en el 2005 con el Plan Ceibal cuyo objetivo es que todos los niños de primaria de las escuelas públicas tengan su propia computadora portátil, OLPC XO (One Laptop Per Child).

Este plan se completó el pasado 13 de octubre. Son 380.000 ordenadores.




El vídeo es muy bucólico, no sé si demasiado.

A veces nos centramos en exceso en el mundo anglosajón y nos olvidamos de girar la cabeza hacia Latinoamérica.

Tenemos una iniciativa para comparar, sacar conclusiones y estudiar su desarrollo. Se nos viene encima el Plan Escuela 2.0. y deberemos hacer las cosas bien para conseguir sacarle el máximo provecho.

Ya se ha comentado muchas veces que lo 2.0. es una actitud, por ello son mucho más importantes las medidas de acompañamiento que la entrega de los portátiles en sí.

La formación del profesorado y los padres, el acceso a la banda ancha, utilidades educativas de calidad, servicios de atención al usuario... Son tantas y tantas las cosas que quedan por hacer, incluso por pensar y planificar, que creo que tendremos automóviles antes que autoescuelas y código de circulación. Pero como muchos habréis pensado, así es el desarrollo. Al principio no había carreteras, ni señales de tráfico, ni autoesculeas, y no por ello se estancó el sector de la automoción ni dejó de desarrollarse.

Por cierto a partir del mes de Julio de 2010 toda la población de Finlandia tendrá el derecho a una conexión a Internet de banda ancha de mínimo 1 Mb, y para el 2015 la velocidad mínima que todos los proveedores del servicio deben cumplir es de 100 Mb. Más información en Strat-Cons Blog.

En este mismo post sobre Finlandía hacen las siguiente comparación:

"Esta visión de un sistema que provee a sus ciudadanos con las mismas oportunidades para que crezcan en una sociedad igualitaria no es nueva; en 1906 el Gran Ducado de Finlandia fue el primer país europeo en otorgar a las mujeres el derecho a votar y a ser votadas en elecciones libres y abiertas.

Puede que alguien aún piense que el gobierno finlandés no tiene mejores cosas en las qué pensar, “la conexión a Internet es un derecho humano”, suena como demasiado pretencioso, hasta de ridículo lo podríamos catalogar. No tengo la menor duda de que hubieron las mismas inquietudes y reacciones incrédulas en aquél lejano 1906, cuando se pretendían establecer las reglas y condiciones igualitarias para una sociedad realmente moderna".

¿Sucederá lo mismo con la idea de que nuestros hijos en primaria trabajen con un ordenador portátil?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada