6 de octubre de 2009

Estoy harto de los usuarios



http://blogs.forrester.com/groundswell/2007/07/im-sick-of-user.html

Que curioso artículo de la consultora Forrester, dedicada entre otras cosas a la investigación de mercados, aunque tiene ya un par de años, no lo conocía.

Reconoce que los usuarios también son personas, pero que el término usuario empezó a usarse hace 20 años para describir a los consumidores de software, algo poco usual por aquellos tiempos. Ahora casi todas las personas, en mayor o menor medida son usuarios. Esa palabra ya no tiene sentido.

Intentemos por un solo día dejar de usar es término. Nos sorprenderemos de lo diferente que podemos llegar a ver el mundo.

Los usuarios de internet se convierten en personas que buscan información, o personas que quieren comunicarse.

Los usuarios de un sitio web se convierten en clientes. Y en nuestro caso, me refiero a las administraciones públicas, en ciudadanos.

Por ello creo que no deberíamos hablar de usuarios de los servicios públicos, ya que usuarios somos o lo seremos todos.

En el caso de los usuarios de la administración local son los ciudadanos, nuestros vecinos, que cada día son más exigentes. Como dice Oscar Cortés en este post: ese “cliente” o, mejor usuario también es contribuyente, elector, súbdito e individuo provisto de unos derechos civiles. Yo sustituiría el término usuario por ciudadano, u otro que sugiera más continuidad pero no consumidor, ni cliente, referido al uso puntual de los servicios. Si no una persona con la que prolongamos nuestra relación en el tiempo.

En fin otra divagación más que añadir a tantas que surgen y espero que surgirán sobre el tema: Los usuarios de los servicios públicos, esos grandes desconocidos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada