23 de octubre de 2009

Declaración abierta sobre servicios públicos 2.0.


Hemos pasado de la época en la que se pedía la automatización de los servicios públicos a pedir ahora su mejora mediante la colaboración, la transparencia y la difusión del conocimiento. ¿Pero hemos conseguido lo anterior?

Transparencia siempre, pero, ¿cómo difundimos el conocimiento si la Administración Electrónica Local está todavía en pañales?

¿Qué es lo que pedimos?¿Un papel más activo de los ciudadanos en los servicios públicos o en las decisiones que toman los políticos?¿o en la política misma?

¿Se nos ha olvidado que en lo público interviene lo administrativo y lo político?

Coincido plenamente en solicitar más transparencia. La información debe dejar de ser un bien preciado para ser un bien común. La información en el sector público debe dejar de ser poder.

Pero el diseño y provisión de los servicios públicos de largo alcance ¿pertenece al ámbito administrativo o al político?

Lo dice bien claro el primer párrafo de la declaración: "Mientras la política gubernamental tradicional procuró automatizar los servicios públicos...".

Lo que pretendemos realmente no será abrir la política a los ciudadanos, pero la política entendida como actividad humana que tiende a gobernar o dirigir la acción del estado en beneficio de la sociedad (Wikipedia).

¿Es posible que nuestro subconsciente pretenda abordar cambios en los modos y maneras de hacer política intentando un cambio en los servicios públicos que es lo que tenemos más a mano y conocemos más? Además de que no somos políticos.

Yo creo que reclamar las ventajas de tener gobiernos transparentes, participativos y delegativos a través de servicios públicos 2.0. siempre será positivo y necesario. Pero dejo esta idea:

Política 2.0. - Gobierno 2.0. - Servicios Públicos 2.0.

Están tan indisolublemente unidos que a veces los confundimos y hablamos de unos cuando nos queremos referir a otros.

La declaración es indudablemente positiva, pero tendemos a olvidar, sobre todo los españoles, y a dejar las cosas a medias. Hay que seguir dando la guerra con la administración electrónica y aunar esfuerzos para lograrla. Lo que se ha conseguido hasta ahora es realmente muy poco.

La administración va a tres velocidades. La administración General del Estado es la más veloz, se legisla casi para ella, se la obliga y va cumpliendo. Las Comunidades Autónomas y las Diputaciones provinciales le van a la zaga, con grandes presupuestos dedicados a la Administración electrónica, pero con la mayoría de los proyectos a medias. Y por último los Ayuntamientos, a una tercera velocidad, sin presupuestos, sin las ideas muy claras, y a veces con servios meramente testimoniales, sin la profundidad, madurez y calidad adecuadas.

Por lo tanto creo que además de apoyar declaraciones como esta, que van más allá, e inciden claramente en la necesidad de una nueva administración, debemos seguir luchando por conseguir los objetivos de base para esos servicios públicos 2.0., es decir, la administración electrónica, la utomatiazación de los servicios, que también nos ayudará de una manera definitiva a conseguir los objetivos de esta declaración.

Declaración abierta sobre servicios públicos 2.0. (en inglés), y traducción al castellano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada